Informe de riesgos

Informe Anual de Riesgos, período 2016

 

El objetivo de este Informe es reportar a nuestros asociados, la gestión de riesgos realizada por COOPEAMISTAD durante el año 2016 y acatar lo establecido en el Acuerdo SUGEF 2-10 Reglamento Sobre Administración Integral de Riesgos.

Este informe considera los riesgos que se están gestionando en COOPEAMISTAD, a partir de la relevancia que tienen para nuestro giro de negocio.

 

1.) Riesgo de crédito:

Es la posibilidad de pérdidas económicas debido al incumplimiento de las condiciones pactadas por parte del deudor, emisor o contraparte. El riesgo de incumplimiento frente a una contraparte se define como la posibilidad de que una de las partes de una operación mediante instrumentos financieros (inversiones), pueda incumplir sus obligaciones. En tal caso, ocurriría una pérdida económica si la operación o la cartera de operaciones con dicha parte tuvieran un valor económico positivo en el momento del incumplimiento.

Las políticas que se aplican para gestionar este riesgo se dividen en dos categorías. La primera relacionada con la cartera de crédito, propiamente, y la segunda dirigida al riesgo de incumplimiento de la contraparte, en el caso de las inversiones en títulos valores.

  1. La primera política indica que se debe calcular la capacidad de pago de cada deudor y que se debe actualizar como mínimo cada 2 años.
  2. La segunda tiene que ver con la definición de las entidades financieras en las cuales se puede invertir (emisores) y los porcentajes máximos a invertir en cada una de ellas. Esto con el fin de no concentrar las inversiones por emisor o por sector. Adicionalmente, existe una definición de los intermediarios bursátiles con los cuales se va a trabajar el servicio de compra y venta de valores, en mercado primario y secundario.

Para la medición del riesgo de crédito se calcula la participación relativa, en la cartera de crédito, de cada operación de crédito y de cada deudor, tanto de la cartera total como de sus dos segmentos más representativos.

Adicionalmente se le da seguimiento a la participación porcentual, dentro del portafolio de inversiones, a cada emisor y a cada inversión, realizada.

Para complementar la medición, durante este año, se trabajó en la generación y acumulación de historia, de la probabilidad de incumplimiento del pago de los deudores, con el objetivo de utilizarla en un modelo prospectivo, que permita calcular el monto de las pérdidas esperadas e inesperadas, por operación.

Para mitigar el riesgo de la cartera de crédito, se fijó un nivel de concentración máximo permitido por operación de crédito, con el propósito de diluir la colocación de créditos, entre el mayor número de asociados.

 

2.) Riesgo de precio:

Es la posibilidad de que ocurra una pérdida económica debido a variaciones adversas en el precio de mercado de un instrumento financiero.

La política empleada en este tema está directamente relacionada con el objetivo de la inversión, de tal manera que los títulos valores sujetos a la valoración de precios de mercado, que se adquieran, serán utilizados para conformar la reserva de liquidez.

Para medir el valor en riesgo por este concepto, se utiliza un modelo histórico y otro de correlaciones, que utilizan como insumo 521 observaciones de precios de los títulos valores sujetos a dicho cálculo.

Con el condicionamiento de la compra de esos instrumentos financieros para conformar la reserva de liquidez, se trata de mitigar el riesgo de precio, de manera que si los precios de los títulos disminuyen, no exista obligación de ejercer la pérdida sino que se mantienen hasta su vencimiento.

 

3.) Riesgo de tasa de interés:

Es la posibilidad de que ocurra una pérdida económica debido a variaciones adversas en las tasas de interés.

Para medir este riesgo se ha trabajado el cálculo de la duración y de la duración modificada, tanto para las cuentas de activos como las de pasivos, sensibles a tasa de interés; con el fin de acercarlas a la inmunización.

 

4.) Riesgo de tipo cambio:

Es la posibilidad de que ocurra una pérdida económica debido a variaciones en el tipo de cambio. Este riesgo también se presenta cuando el resultado neto del ajuste cambiario no compensa proporcionalmente el ajuste en el valor de los activos denominados en moneda extranjera, ocasionando una reducción en el indicador de suficiencia patrimonial.

Las políticas que se aplican para gestionar este riesgo, consideran el mantenimiento de una posición en moneda extranjera positiva, por un monto máximo fijado. Y el calce de posiciones en moneda extranjera.

Para medir este riesgo, se calcula estadísticamente el valor que podría tomar la moneda extranjera a una fecha determinada y a partir de ahí se obtiene el valor en riesgo, considerando la posición en moneda extranjera existente.

La mitigación de este riesgo se realiza a través de la restricción del impacto que el mismo podría tener, fijando para ello un nivel máximo en que los activos en moneda extranjera puedan superar a los pasivos en la misma moneda.

 

5.) Riesgo de liquidez:

Es la posibilidad de una pérdida económica debido a la escasez de fondos que impediría cumplir las obligaciones en los términos pactados. El riesgo de liquidez también puede asociarse a un instrumento financiero particular, y está asociado a la profundidad financiera del mercado en el que se negocia para demandar u ofrecer el instrumento sin afectación significativa de su valor.

La política para gestionar este riesgo consiste en mantener líneas de crédito abiertas, con entidades financieras, que tenga saldo disponible en todo momento.

Como instrumentos de medición, se utiliza el cálculo de la volatilidad de las cuentas con vencimiento incierto, el porcentaje de retiro de las captaciones a plazo y el nivel de concentración de las inversiones por asociado y por operación.

Para mitigar el riesgo de liquidez se aplica una serie de planes de acción que se activan conforme se alcanzan diferentes niveles de retiro de las diferentes obligaciones con el público. Además de la existencia de porcentajes máximos de concentración permitidos en las cuentas a plazo.

 

6.) Riesgo operativo:

Es la posibilidad de sufrir pérdidas económicas debido a la inadecuación o a fallos de los procesos, el personal y los sistemas internos o bien a causa de acontecimientos externos. Esta definición incluye el riesgo legal y el riesgo de tecnologías de información, pero excluye el riesgo estratégico y el de reputación.

Para gestionar este riesgo, en este período se empezó a trabajar en la aplicación del Reglamento Sobre Gestión Del Riesgo Operativo emitido por SUGEF, con el propósito de identificar los incidentes y los eventos de riesgos que conformarían la base de datos respectiva. A partir de la cual se calcularía el valor en riesgo y se tomarían las acciones necesarias para implantar controles y ajustar los procedimientos que así los requieran.

coopeamistad en linea

tienda virtual

siguenos en facebook

 Teléfonos

Derechos Reservados © 2016 COOPEAMISTAD :: Cooperativa de Ahorro y Crédito La Amistad, R.L.
Costa Rica - Producido por Y2KWebs